Es la solución temporal perfecta para la depilación de los vellos faciales, como las cejas, labio, barbilla… Debido a su precisión, es la mejor opción para áreas más pequeñas frente a otro tipo de depilaciones evitando así la aparición de puntos negros.